Halo Solar en Fatima

OCURRIO EN FATIMA EL 13 DE MAYO DE 2012

 

Igual que el año pasado. Se ha repetido el fenómeno natural del halo solar, en el Santuario de Fátima, Portugal, este 13 de Mayo del 2012, igual que el 13 de Mayo del 2011. 

Exactamente igual que el año pasado. Al final de la misa del 13 de Mayo, ya para la procesión final con María. 

El año  pasado el fenomeno duró cerca de 40 minutos, este año su duración ha sido menor.

Gracias a los siguiente videos que han subido a Youtube pueden constatar: 

1- De la Cadena Oficial de Televisión de Portugal, en el minuto 1 y en el minuto 3 con 34 segundos, pueden constatar el Halo.

El comentario de quien subió el video es el siguiente: 

El fenómeno se repitió. El año pasado miles de miles de fieles vieron un halo alrededor del Sol, un fenómeno que tiene explicación científica.

Después de un año, de nuevo el 13 de mayo a la misma hora en el momento de la despedida a la Virgen una aureola, halo alrededor del sol.

DOS años consecutivos el 13 de Mayo. ¿Coincidencia?

 

2.- Video particular.

3.- Video particular (con un poco de efecto en la lente)

Queridos amigos, las matemáticas son exactas si Pitágoras no se equivoca, pero DIOS existe y Nuestra Madre María Nos Llama a tiempos de Recogimiento, Penitencia y Oración. No nos abandonemos de su mano, el rosario es la mayor ayuda.

 

Videos del mismo fenómeno el año pasado:

Mi video del año pasado

Otros videos particulares de distintas nacionalidades

 

OCURRIO EL 13 DE MAYO DE 2011

“Fue un hecho muy curioso, pues ocurrió en el momento que se traslada a Nuestra Señora desde el Altar Mayor para su lugar en la Capilla de las Apariciones, cuando se le canta el Adiós a la Madre, acompañándola con pañuelos blancos. Se trata de un fenómeno natural que raramente sucede en este lugar: un halo solar. Considerando que Nuestra Señora quiso manifestarse al pueblo con fenómenos luminosos, como el Milagro del Sol, el 13 de Octubre de 1917, procede preguntarse si este fenómeno fue una señal del cielo”.

“El 13 de Mayo, una gran multitude de peregrinos se reúne en Fátima, como es costumbre en esta fecha que conmemora las Apariciones de Nuestra Señora en 1917”.

“El fenómeno del halo solar es explicado por la ciência. Lo que la ciência no explica és el por qué há ocurrido el 13 de Mayo en Fátima, como observo la Agencia Lusa”

 

“Mire entonces para el cielo y ví con sorpresa esa enorme aureola en torno del sol. Gran cantidad de peregrinos fueron testigos. Era como un ojo grande, siendo el propio sol la niña del ojo. La pupila era de color rosa intenso y el anillo exterior tiraba para amarillo-marrón. El fenómeno duró un buen tiempo, tal vez una hora, aunque de forma más intensa unos 20 minutos. Comenzó alrededor del medio día (12’30 h.)”. 

 

“Lo que realmente me sorprendió fue la naturalidad con que las personas lo vivieron. Sin barullo, alucinaciones, exaltación o histeria.

Todo el mundo estaba tranquilo, mirándo con curiosidad y prestando atención a la ceremonia. También me causó sorpresa que algo tan notable no fuese comentado por alguno de los celebrantes que contaban con micrófonos, aunque fuese tan solo para registrar el hecho”.

Así dio la noticia  El Diario de la Noticia

 

---oOo---

 

PRESUNTO MILAGRO DE SANACIÓN EN FÁTIMA

     Este hecho fue muy comentado aquí en Fátima, pasado el 13 de Octubre de 2008. Fue un gran revuelo el que se organizó con la noticia, pero no había forma de constatarlo oficialmente, como suele suceder. El artículo que vamos a exponeros a continuación, ha sido conseguido del suplemento semanal del Periódico portugués "Correio da Manha", periódico no científico. Se comenta que, toda la información referente a la enferma, informes médicos y demás, ha sido enviada a Roma para su estudio, por lo que tendremos que esperar a que nuestra Iglesia dictamine la realidad de los hechos que os vamos a exponer.

     A continuación de cada página del artículo os pondremos la traducción.

El Milagro le ocurrió a Antonia Vallejo.

Española, de Trigueros, cerca de Huelva, 30 veces fue a Fátima. La 31ª, cuando ya no andaba hacía dos años y medio, no quería hacer el viaje. Antonia Vallejo tuvo la experiencia de aquello que se llama "milagro" y volvió a andar.

    El 13 de Octubre se aproximaba. Antonia Vallejo, en silla de ruedas hace dos años y medio, estaba decidida. Este año no iba a Fátima. "No quería, estaba enfadada con Ella", explica, mientras mira para una figura de Nuestra Señora que tiene a su lado, con una sonrrisa medio avergonzada. "Estaba enfadada", repite y hace una fiesta a la imagen.

    Fue el marido, Enrique, quien la convenció para hacer el viaje entre Trigueros, en la Andalucía española, hasta Fátima, en Portugal. En el día 13 de Octubre, Antonia Vallejo asistía a Misa en la zona para los enfermo,s en el Santuario. Sintió "un impulso", dice. Pidió ayuda a una persona que pasaba a su lado en ese momento y se levantó. Dos años y medio después, Antonia volvía a andar.

 

Una vida dedicada a la fe y a Nuestra Señora.

A loa 68 años, Antonia Vallejo estaba desilusionada con Nuestra Señora. Tanto, que hasta pensó en no ir al Santuario este 13 de Octubre. Fiel desde los 8 años, sólo una vez le había pedido ayuda, cuando la madre estaba para morir. Prometió ir andando a Fátima, pero la madre terminó falleciendo.

"Yo estaba muerta en vida, nunca pensé que podría volver a andar algún día"

     Antonia Garrido Vallejo nació en Febrero de 1940, en Trigueros, pequeña localidad a 21 km al norte de Huelva. Comunidad de gran religiosidad que, en 1948 fue visitada por la Imagen peregrina de Nuestra Señora. Fue en ese día que, con 8 años, Antonia se hizo fiel de Nuestra Señora. Prueba, dijo, de la medalla de Nuestra Señora que tiene siempre en el cuello.

     "Fue la madre quien le habló de Fátima", recuerda Conche Clemente Duque, también de 68 años, vecina, atigua compañera del colegio y amiga de toda la vida. "Cuando la Imagen peregrina de Nuestra Señora nos visitó, nosotros eramos muy nuevas", continúa Concha Duque, "pero Antonia se hizo muy devota", garantiza. En esa altura, Don Antonio Barba Campos era el Párroco de la Parroquia.

     También el devoto de Fátiman pasó a organizar peregrinaciones al Santuario todos los 13 de Mayo y 13 de Octubre. Antonia Vallejo y la madre se hicieron habituales en los viajes.

     A los dos años y medio, durante una operación de vejiga, por una inyección mal puesta afectó a los nervios de la médula de Antonia. Durante anduvo con muletas. Después pasó a estar confinada a la silla de ruedas. "Fuí a tantos médicos", refiere, "todos me dijeron que nunca más andaría". "Ella estaba muy triste", cuante Concha Duque, "el marido la apoyaba mucho, pero estaba muy deislusionada". Antonia resume: "estaba muerta en vida, nunca pensé que podría volver a andar algún día".

"Cuando llegábamos a Fátima, se notaba más calor, más fe que habitualmente".

     Después de convencida, este Octubre, fue la 31ª vez que hizo unión entre la pequeña localidad española y Fátima. Concha, que ya la acompañó  algunas veces, no fue. Pero con Antonia fueron el marido, Enrique y dos amigas, Matilde Serrano y Antonia Polo.

      "Había una gran tempestad la noche que salíamos de Trigueros, llovía mucho", cuenta Antonia Polo, de 71 años. Era el 11 de Octubre. "El tiempo sólo mejoró cuando entramos en Portugal y cuando llegamos a Fátima, se notaba más calor, más fe de lo habitual, hasta  comenté que no había duda de que los portugueses son muy católicos".

      En el día 12, el grupo se confesó y asistió a Misa. Por primera vez en 31 visitas, Antonia Vallejo vió la ceremonia en la zona de los enfermos. Pero nada sucedió.. Sólo en el día siguiente se dió lo que parece inexplicable. "Fue un voluntario, llamado Antonio, quien me llevó para la zona de los enfermos", cuenta, sin guardar elogios para el deconocido ayudante. "Es mi Ángel de la guarda, sé que nunca más me voy a olvidar de él y pienso que él de mí".

      Durante la Misa, "sentí que movía las piernas, creí que podía andar y me levanté, esta es la verdad", resume. La reacción general fue de maravilla. Después, Antonia, fue de inmediato conducida al centro de salud del Santuario poara ser observada por los médicos.

"Cuando la vimos andar, nos abrazamos, ella venía con otra cara, parecía otra persona".

      Entretanto, fuera, Antonia Polo y Matilde Serrano, que supieron lo sucedido a través de Enrique, aguardaban con ansiedad. "Cuando la vimos andar, nos abrazamos todos", dice Antonia Polo, "fue una alegría tan grande, ella venía con otra cara, parecía otra persona".

      La maravilla y alegría continuaron cuando el grupo regresó a Trigueros, donde la noticia causó cierta alteración en la rutina. "Las personas ahora se paran más ante el Altar que tenemos en la Iglesia dedicado a Nuestra Señora de Fátima", reconoce Rafael Benitez, el actual Párroco de la Parroquia, "y hay más gente en la Misa", asegura.

      Sobre lo sucedido, Rafael Benitez, prefiere no asumir una posición. "Ella no andaba y ahora anda, si es un Milagro no lo sé, hay quien sabe más que yo y que podría decirlo", comenta. "Es extraño, parece inexplicable, ocurrió algo que no es habitual, lo que entra en la definición de milagro y Antonia está viviéndolo como un milagro, reconoce.

"Cuando la Imagen peregrina de Nuestra Señora vino a Trigueros, ella quedó muy debota".

"Las personas, ahora se paran más en el Altar que tenemos dedicado a Nuestra Señora de Fátima" Padre Rafael Benitez, Párroco de Trigueros.

       "Siento a Nuestra Señora dentro de mí, siento una nueva vida", confirma Antonia. "Las personas, en la calle, hablan conmigo, dicen que tengo un olor extraño, diferente, quieren tocarme, me abrazan, pero yo las encamino para Nuestra Señora". Sin grandes dudas sobre lo que le aconteció, dice que está "curada", se siente "más fuerte", tanto "en el cuerpo como en la cabeza" y resume todo en una frase: "Estoy en una nube". Antonia espera ahora la relación de todos los exámenes que se hizo desde que volvió a andar. "Algunos tengo ya, pero ni los abri". Será allá, que la Comisión Técnica Médica del Santuario va a elaborar, el dossier sobre el alegado milagro. Los documentos serán, despues, enviados para el Vaticano, donde el caso será valorado. Además de haber sido observada después de comenzar a andar, Antonia Vallejo, tambien fue sometida a consulta previa antes de ser admitida en la zona de enfermos.

       Indiferente a todo esto, sin querer atención para su caso, , la señora solo lamenta "quien no cree, pero eso tambien sucede a Jesús". Un médico del Santuario le garantizó que el mal que llevó para Fátima ya no lo tiene. Y le basta. Con mirada brillante, Antonia dice: "Para mí, fue un milagro".

 

---oOo---

 

 LO SUCEDIDO EN FATIMA ESTE FIN DE SEMANA

 

 


 

© 2017   Creada por Juan Carlos Dadah.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio