La Iglesia reconoce un nuevo milagro por la intercesión de Juan Pablo II que permite su canonización

Por fin!!!
 
Podría ser canonizado el 20 de octubre

La Iglesia reconoce un nuevo milagro por la intercesión de Juan Pablo II que permite su canonización

La comisión teológica de la Congregación para la Causa de los Santos ha aprobado el segundo milagro que se produjo por intercesión del Papa Juan Pablo II, después de ser beatificado, según informan hoy fuentes vaticanas. Este reconocimiento abre paso a la canonización del Papa polaco, pero debe ser aprobado por la comisión de cardenales y recibir el visto bueno definitivo del Papa Francisco. Todavía no se ha dado a conocer la naturaleza de este segundo milagro.
18/06/13 8:09 PM


(Efe) Aunque todavía no se ha dado oficialmente ninguna fecha, Juan Pablo II podría ser proclamado santo el próximo domingo 20 de octubre, fecha que ya se barajaba por su cercanía al 35 aniversario de su pontificado, entre el 16 de octubre de 1988 en que fue elegido Papa y el 22 en que presidió la misa de entronización.
El 1 de mayo de 2011 Benedicto XVI proclamó beato a su antecesor, Juan Pablo II (1920-2005), después de que se le atribuyera el milagro de sor Marie Simon Pierre, quien se curó de manera inexplicable para la ciencia de la enfermedad de Parkinson que padecía.

Vistas: 135

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Valga recordar lo siguiente:

LA IGLESIA RECONOCE A QUIENES VIVIERON LA SANTIDAD EN HEROICA VIRTUD. 

El profeta Isaías escribió: “Santo, santo, santo es el Señor” (6,3) 

El llamado a la santidad es un decreto divino, así por ejemplo en el libro del Levítico (19,2); encontramos el siguiente enunciado: “Sean ustedes santos, pues yo, el Señor su Dios, soy santo”

 Los cristianos que están en gracia de Dios participan de este privilegio de ser santos, y por eso San Pablo en sus epístolas usa la palabra “santo” para referirse a los fieles ( 2Corintios 13,12; Efesios 1,1; Filipenses 1,1); ya que por el bautismo somos liberados del pecado y unidos en Cristo Jesús, quien es el “Santo de los santos” (Hebreos 7,26).

¿Qué es un "santo"?

La Iglesia afirma, desde sus orígenes, siguiendo la tradición judáica, que sólo Dios es santo. Sin embargo, por el hecho del bautismo y la adopción que conlleva, los cristianos son asociados y llamados a la santidad, que es una vocación universal.

El apóstol Pablo designaba como santos a los cristianos que vivían en una ciudad determinada, expresando la santidad como el estado de comunión con Dios, en la Iglesia, por el bautismo.

Poco a poco, la noción de santo se iría ampliando, y numerosas personalidades locales de la Iglesia primitiva y de las nuevas poblaciones cristianizadas adquirirían la reputación de la santidad.

Para los católicos, los santos forman la llamada Iglesia triunfante e interceden ante Dios por la humanidad, por los vivos en la Tierra y por los difuntos en el Purgatorio: es la llamada comunión de los santos. Todos ellos, incluso los que no han sido oficialmente reconocidos como tales, tiene su festividad conjunta en el Día de Todos los Santos, que se celebra el 1 de noviembre y que para los católicos representa que, más allá del número de personas canonizadas (es decir, de las cuales la santidad se afirma sin ambigüedad y se les puede venerar), hay abundantes cristianos (e incluso no cristianos en sentido estricto, como Abraham, Moisés, David, Job), que ha alcanzado el ideal de comunión con Dios.

Los santos inscritos en el martirologio romano son los declarados por la Iglesia Católica como indudablemente presentes en el Cielo y, por tanto, pueden ser objetos del culto público, el llamado culto de dulía, a diferencia del culto de latría, que no debe dirigirse más que a Dios. Una excepción en estas categorías del culto representa la Virgen María, receptora de la hiperdulía que se celebra en los lugares de apariciones marianas.

gracias, Juan Carlos !!

  Siendo yo aun muy chiquitita, no entendia como Dios era Santo y otros personajes que no eran Dios, tambien eran santos. Mi tia la monja, para quitarme esa confusion me dijo que Dios era tres veces Santo y los demas, como San Juan de Dios, Santa Teresa de Avila entre otros que ella mencionaba, eran santos solamente; pero que habia que esforzarse mucho para serlo y poder llegar al Cielo para vivir con Dios eternamente. Imaginense, cuando aquello mi edad no pasaba de los cinco y aun sigo esforzandome para serlo. Y yo le digo a mi tia: Uff, que dificil es!

Muy bueno tu recordatorio, Juan Carlos. Creo que no nos cabe duda a ninguno de los hermanos de esta web que Juan Pablo II vivio la santidad en heroica virtud.

Muy habil tu tia monja. Si te sirve, yo siempre recuerdo las palabras de un querido sacerdote (ya en el Cielo) que decia: "Santo es aquel que no baja los brazos" en su caminar hacia el cielo. Y este camino se hace cada segundo de nuestra vida. Simplemente sigue adelante, no bajes los brazos.

Barbarita de la Cuesta dice:

  Siendo yo aun muy chiquitita, no entendia como Dios era Santo y otros personajes que no eran Dios, tambien eran santos. Mi tia la monja, para quitarme esa confusion me dijo que Dios era tres veces Santo y los demas, como San Juan de Dios, Santa Teresa de Avila entre otros que ella mencionaba, eran santos solamente; pero que habia que esforzarse mucho para serlo y poder llegar al Cielo para vivir con Dios eternamente. Imaginense, cuando aquello mi edad no pasaba de los cinco y aun sigo esforzandome para serlo. Y yo le digo a mi tia: Uff, que dificil es!

Muy bueno tu recordatorio, Juan Carlos. Creo que no nos cabe duda a ninguno de los hermanos de esta web que Juan Pablo II vivio la santidad en heroica virtud.

DESDE EL FALLECIMIENTO DE JUAN PABLO II, INVOCO SU INTERCESIÓN DESDE YA COMO UN SANTO. . .

"Santo es aquel que no baja los brazos" Que buena frase, Juan Carlos! Es excelente,

estoy segura que ese sacerdote es otro santo en el Cielo, porque no debió bajar los brazos en ningún momento de su vida. Claro que me sirve y pienso que debemos todos los católicos de seguir este consejo y si por cirscunstancias de la vida tenemos la tentación de bajarlos, no hacerlo, seguir adelante recordando siempre este feliz consejo. Gracias!

RSS

La paz en el mundo solo es posible si aceptamos a JESUCRISTO como Señor de las Naciones. El es el REY de reyes y SEÑOR de señores..!!!

LOS MILAGROS EUCARISTICOS EN EL MUNDO

Cumpleaños

Miembros

Enlaces Catolicos

                   BIBLIOTECA MARIANA:

Oración con indulgencia al dar el reloj la hora "Te ofrezco Dios mío, todos los instantes de esta hora y concédeme que los emplee en cumplir tu Santa Voluntad" El Papa San Pío X concedió 100 años de indulgencia a todos los que digan el Avemaría cuando el reloj de la hora en punto.

AL PATRONO DE NUESTRA RED

HIMNO AL ARCÁNGEL SAN MIGUEL
Oh Jesús, que eres fuerza y luz del Padre,
Oh Jesús, que das vida a nuestros pechos:
Te alabamos en coro con los Ángeles,
Que siempre de tu boca están suspensos.
Millares de celestes capitanes
Militan en las huestes que acaudillas,
Pero es Miguel quien a su frente marcha
Y quien empuña la sagrada insignia.
Él es quien precipita en lo más hondo
De los infiernos al dragón funesto,
Y quien fulmina a los rebeldes todos,
Y quien los echa del baluarte excelso.
Sigamos día y noche a nuestro príncipe
Contra el fiero adalid de la soberbia,
Para que desde el trono del Cordero
Nos sea dada la corona eterna.
Gloria al Padre y que Él guarde con sus Ángeles
A los que, redimidos por su Hijo,
Fueron ungidos desde el firmamento
Por el eterno bien del Santo Espíritu.

SAN MIGUEL ARCANGUEL

San Miguel Arcanguel
Levanta el Crucifijo y reza esta oración con la señal de la cruz. Has esto en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Tú vencerás… Reza esta oración todos lo días, ya que la batalla es enorme:
"Oh Glorioso príncipe de la Hueste Celestial, San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla y en el terrible combate que estamos librando contra los principados y Potestades del aire, contra los Dominadores de este mundo tenebroso, en contra de todos los Espíritus del Mal. Ven en ayuda del hombre, a quien Dios Todopoderoso creó inmortal, hecho a su imagen y semejanza, y redimido por un gran precio, de la tiranía de Satanás. Pelea en este día la batalla del Señor, junto con los santos ángeles, igual que combatiste al líder de los orgullosos ángeles, Lucifer, y a su hueste apóstata, quienes no tuvieron poder para resistirte y tampoco hubo ya lugar para ellos en el cielo. Esa cruel serpiente antigua, llamada el diablo o Satanás, que seduce al mundo entero, fue arrojada al abismo junto con sus ángeles. Mira, este enemigo primitivo y asesino del hombre ha tomado fuerza. Transformado en un ángel de luz, anda alrededor del mundo con una multitud de espíritus perversos, invadiendo la tierra para borrar el nombre de Dios y de Jesucristo, apoderarse, asesinar y arrojar a la eterna perdición de las almas destinadas a la corona de la gloria eterna. Este malvado dragón vierte, como la inundación más impura, el veneno de su malicia en los hombres de mente depravada y corrupto corazón; el espíritu de mentira de impiedad, de blasfemia, y de aire pestilente de impureza, y de todo vicio e iniquidad. Estos astutos enemigos han llenado y embriagado con hiel y amargura esta Iglesia, la esposa del Inmaculado Cordero, y han puesto sus manos impías en sus más sagradas posesiones, con el designio inicuo de que cuando el Pastor sea herido, también las ovejas pueden ser heridas. Entonces levántate, oh Príncipe invencible, dale ayuda al pueblo de Dios en contra de los ataques de los espíritus perdidos. Dale la victoria al pueblo de Dios: Ellos te veneran como su protector y patrón; en ti la gloriosa Iglesia se regocija con tu defensa contra el maligno poder del infierno; a ti te ha confiado Dios las almas de los hombres para ser establecida en bienaventuranzas celestiales. Ora al Dios de la paz, para que ponga a Satanás bajo nuestros píes, derrotado para que no pueda más mantener al hombre en cautiverio y lastimar a la Iglesia. Ofrece nuestras oraciones a la vista del Altísimo, para que pronto pueda encontrar misericordia a los ojos del señor; y venciendo al dragón la antigua serpiente que es el diablo y Satanás, tú nuevamente lo pongas cautivo en al abismo, para que no pueda ya más seducir a las naciones. Amén.
- Miren la Cruz del Señor; y sean dispersos los poderes enemigos. R:
- El León de la tribu de Judá ha conquistado la raíz de David.
- Qué tu misericordia esté sobre nosotros, oh Señor.
-  Así como hemos tenido esperanza en Ti.
- Oh Señor, escucha nuestra oración.
-  Y deja que mi llanto llegue a Ti.
Oremos
Oh Dios, Padre nuestro, señor Jesucristo, invocamos a tu Santo Nombre, y suplicantes imploramos tu clemencia, para que por la intercesión de la siempre Virgen María, Inmaculada Madre nuestra, y por el glorioso San Miguel Arcángel, Tú te dignes ayudarnos contra Satanás y todos los demás espíritus inmundos, que andan por el mundo para hacer daño a la raza humana y para arruinar a las almas. Amén.
Fuente: Libro de la Devoción a la preciosa sangre de Nuestro Señor Jesucristo

© 2017   Creada por Juan Carlos Dadah.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio